La marca de Lee C. Moore, una compañía Woolslayer, está arraigada firmemente en su legado de innovación. Su reconocimiento por sus diseños excelentes, innovadores y de calidad excepcional comenzó en 1907 con un vendedor llamado Lee C. Moore y que ha continuado en el siguiente siglo con Homer J. y Joseph R. Woolslayer.

En 1912, en Pittsburgh, Pensilvania, Lee C. Moore patentó un sistema que fijaba y aseguraba refuerzos a patas de tubos de acero para construir una torre de perforación de acero. En esa época, las torres petroleras eran comúnmente plataformas de perforación de madera y a cable.

Lee C. Moore se anticipó y demostró que fue oportuna y correcta la visión que tuvo al usar acero para la construcción de estructuras de perforación petrolera. Lee C. Moore se convirtió en un prominente diseñador y fabricante de torres de perforación de acero antes de la adopción de las normas API en la década de 1920 y fue uno de los contribuyentes sobresalientes en el desarrollo de tales normas. Para fines de la década, las estructuras de perforación de madera ya eran reemplazadas en su mayoría por las de acero.

Homer J. Woolslayer fue nombrado vicepresidente y socio de la compañía en 1936. Él condujo un equipo de diseño en Tulsa, Oklahoma, para desarrollar una torre de perforación plegable conformada por secciones de acero soldado que podían armarse horizontalmente a nivel del suelo y luego levantarse verticalmente mediante malacate y líneas de izaje de cables de acero.

Lee C. Moore exhibió el primer mástil en voladizo en la International Petroleum Exposition (Exposición Internacional del Petróleo) de 1938 en Tulsa. La invención del mástil en voladizo fue aceptada inmediatamente por la industria de perforación de pozos petroleros y fue eliminando progresivamente a las plataformas construidas en el lugar para las operaciones de perforación en tierra firme. Si bien en una variedad de tipos, tamaños y aplicaciones especiales, este mástil en voladizo está todavía en uso hoy en plataformas en tierra firme, autoelevadoras, buques de perforación y plataformas semisumergibles.

Actualmente, Lee C. Moore, una compañía Woolslayer, provee ingeniería y diseño de equipos de perforación desde sus oficinas centrales en Tulsa, Oklahoma. El ensayo, el armado y el despacho por aire, mar y tierra están disponibles desde su planta de producción en Port of Catoosa, Oklahoma.